Castillo de ónice

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Cahal el Mar Jun 22, 2010 10:24 pm

-Prepárate.

Luc se lanzó contra Cahal sosteniendo la espada en alto. Suponía que no podría llegar a su enemigo en el primer estoque, por lo que se preparó para un contraataque. Pero Cahal prefirió dar un salto hacia atrás y caer suavemente sobre el pasamanos mientras conjuraba un hechizo. Luc solo tuvo tiempo de apoyarse brevemente en la escalinata antes de que esta crujiese y se derrumbara unos metros bajo sus pies, el tiempo suficiente para impulsarse contra Cahal. La espada chocó contra una de sus cartas, la cual emitía un brillo intenso y dorado. Luc estaba sorprendido de la resistencia del naipe pero no por ello se dio por vencido. Se dejó caer en el suelo y lanzó una fuerte estocada contra el pasamanos con la esperanza de desestabilizar a su adversario. En cierto modo consiguió cortar un hechizo de Cahal, pero éste cayó al suelo de pie y con elegancia.

-Descarto tres.

Tres naipes salieron disparados desde Cahal contra Luc. Éste fue capaz de cortar a dos de ellos en vuelo, pero el tercero se clavó en su hombro muy profundo. Sin percibirlo, una cuarta se dirigió contra Nergal. Luc gritó de furia pero no perdió el tiempo. Se lanzó contra Cahal mientras desplegaba las alas membranosas y su rostro perdía el aspecto humanizado. Cahal, por su parte, también se elevó en el aire, rodeado por mariposas que volaban a su alrededor. Las estocadas de Luc se sucedieron una detrás de otra, pero ninguna alcanzaba a Cahal. De repente cinco cartas se alinearon delante de Luc.

-Dos parejas.

Se produjo una tremenda explosión que envió a Luc a estrellarse contra las ruinosas escaleras. Mientras tanto Cahal volvía a socorrer a Catilina con un naipe directo a Nergal. Sabía que debía apresurarse para obtener la victoria o las ventajas con las que había partido se esfumarían. Pero en el momento en el que se despejaba el polvo provocado por la caída de Luc una figura alada surgió a toda velocidad y le clavó la espada en el vientre. Cahal sintió que la sangre le acudía a la garganta mientras intentaba separarse del mortal abrazo de Luc. Él mismo se retiró, observando cómo se mantenía en el aire aunque mortalmente herido. La sangre que manaba del vientre se extendía por sus ropas creando una enorme mancha oscura.

-Tenía un as en la manga.

Aquello hizo reir a Cahal. Alzó la cabeza y le miró desafiante. De su cuerpo comenzó a emerger una extraña energía de color azul que le mecía los cabellos y los pliegues de la ropa. Las mariposas desaparecieron y se convirtieron en puntitos de luz, cada uno de un color diferente, que comenzaron a girar a su alrededor cada vez a mayor velocidad. Finalmente se concentraron en su mano derecha, donde tomaron forma de una larga y esbelta lanza de doble punta. En su otra mano, el mazo de cartas emitía un zumbido.

-La suerte del principiante.

Se enzarzaron en una lucha feroz sobre las cabezas de los demás, ajenos a todo menos a los movimientos del contrario. Las estocadas de Luc se sucedían una a otra mientras que la lanza de Cahal las frenaba e incluso contraatacaba a una velocidad vertiginosa. Las cartas, por su parte, volaban de forma regular provocando explosiones o intentando atacar a Luc como si tuviesen voluntad propia. Luc sentía la sangre latir en su cabeza. Hacía años que no combatía con tanta fiereza y contra un enemigo tan formidable. Sentía el ardor de la sangre en su estómago y sus músculos tensados hasta el límite expulsando fuego por los poros. Finalmente Cahal, tras esquivar una finta de su rival, se encontró delante de un inmenso dragón negro con ojos relampagueantes. No se dejó amedrentar. Ascendió más, alejando a la bestia del suelo para evitar daños innecesarios. Luc le siguió rugiendo y lanzando una llamarada de aire caliente que chamuscó los bajos de los pantalones de Cahal.

-Eres un gran luchador y no me extraña que en su día fueses el Héroe de la leyenda. Pero hoy has cometido el error de dejarte llevar por tus instintos y perder la sangre fría (por muy irónico que suene).

De repente dejó de ascender y se dejó caer, primero muy despacio, luego ganando velocidad, hacia el dragón que abría sus fauces para destrozarlo. En ese momento la lanza se abrió como una mariposa y se llevó a Cahal planeando de la boca del dragón y acercándolo a su cuello. Cerca del pecho la lanza recobró su forma original y la clavó con firmeza en la carne escamada. El dragón aulló de dolor mientras se dejaba caer al suelo tan malherido. En medio de la caída recobró el aspecto humano y Cahal lo cogió en brazos, depositándolo en el suelo. Lo había conseguido, a pesar de la pérdida de Catilina. Luc se recuperará de este golpe, eso es seguro. Solo necesita reposo. Lo mismo que yo… Se llevó la mano al vientre. Después de haber sido atravesado por la espada reunió el total de sus energías para lanzar un ataque desesperado, confiando en derrotarle incluso antes de perder el sentido. Pero, justo cuando se erguía de nuevo y cerraba los ojos, una espada le atravesó el corazón. Pudo mirar por encima del hombro para descubrir su asesino antes de que la niebla roja le nublase la visión.


_________________


... y no pronuncias mi nombre,
aunque bien sabes quién soy...
avatar
Cahal
Admin


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Nova el Mar Jun 22, 2010 11:38 pm

-¡¡NO!!

Nova corrió hacia Cahal y le tomó en sus brazos. Las sombras se disolvían. Las mariposas se desintegraban. Hasta el castillo parecía desgastarse y venirse abajo. Ella misma parecía haber perdido poder y valor. Juntó su frente con la de Cahal.

-Por favor... No, no, no... Por favor, no puedo perderte otra vez. No después de todo. Por favor Cahal. ¡NO!- su último grito reverberó en las paredes de la edificación. Ellas respondieron con su silencio.

Nova alzó los ojos ardientes de lágrimas.

-Tú- siseó.

_________________


La sang et le vin ont la même couleur...

avatar
Nova
Admin


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  J.B el Dom Jun 27, 2010 9:57 pm

Las manos le fallaron y dejó caer la espada de Luc. Las lágrimas se agolpaban en sus ojos. Le temblaba todo el cuerpo, de ira, frustración y miedo. Aun así, fue capaz de sostener la mirada de su hermana.

-No me arrepiento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Nova el Dom Jun 27, 2010 10:01 pm

Apretó los dientes.

-¡¡Te mataré!!

Se abalanzó sobre él, tirándole al suelo y apretando su garganta con fuerza.

-¡Asesino!

_________________


La sang et le vin ont la même couleur...

avatar
Nova
Admin


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  J.B el Lun Jun 28, 2010 8:28 pm

Se defendió como pudo e intentó apartarla de encima.

-¡Déjame! ¡Le hizo daño a papá! ¡Idiota!

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Nova el Mar Jun 29, 2010 10:33 pm

Cogió los abanicos y volvió a lanzarse a él, buscando su cuello.

-¡Le has matado! ¡Lo has estropeado todo! ¡Te mataré, te mataré, te mataré!

_________________


La sang et le vin ont la même couleur...

avatar
Nova
Admin


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  J.B el Mar Jun 29, 2010 10:39 pm

La empujó y le sujetó las muñecas mirándola intensamente.

-Idiota, era nuestro deber. ¡Y debías proteger a papá! ¿Qué te pasa? -Desvió brevemente la mirada.- Lo hice yo simplemente porque sabía que tú no lo harías. Siento haberte hecho daño, pero es lo que tenía que hacer.

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Nova el Mar Jun 29, 2010 11:08 pm

Nova tembló, sus puños apretados amenazaban con zafarse de él, pero una mano se posó sobre su hombro. Era la mano de su madre.
Súnitamente, sus deseos de venganza se disolvieron ante el roce familiar de Parvanna y Nova se desplomó de rodillas en el suelo, mirando al vacío. Parvanna se arrodilló junto a ella, abrazando a su hija. Tras unos segundos, Nova due fapaz de hablar.

-Marcháos- fue lo único que dijo.

_________________


La sang et le vin ont la même couleur...

avatar
Nova
Admin


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  J.B el Mar Jun 29, 2010 11:21 pm

Se separó de ella y fue hasta su padre, que ya se incorporaba con dificultad, semiinconsciente. Le ayudó a levantarse, apoyándolo en sus hombros, y marcharon hacia la salida. Belle fue junto con J.B, y detrás de ellos salieron Aedolphus y Parvanna.

Volver arriba Ir abajo

Re: Castillo de ónice

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.